13313668_10208689491607621_429826559_o

Año sabático. Se te antoja? Entrevista con 2 polacos que escalaron sin parar por un año

Nuestras mentes funcionan mejor cuando estamos relajados. Imaginate la cantidad de ideas que puedes llegar a tener después de un año de simplemente estar en relax? Mucha gente tiene miedo de hacer un año sabático y de “dejar las cosas atrás”, pero en realidad un año sabático es al final nada, como el 1,2% del tiempo de la vida de una persona.

Iga y Andzej, uno de los campeones de escala en Polonia, son una pareja que decidió tomar una van, lo básico para vivir y escalar por un año los lugares de sus sueños alrededor de Europa. Su boda fue el punto de partida de su aventura.

Para los que sepan hablar polaco y que estén interesados en escalar, visiten el blog de Iga y de Andrzej. Las fotos son increíbles. www.green-pace.com 

13334474_10208689465726974_820201820_o

13321250_10208689464286938_944787808_o

¿Qué fue lo que hizo los hizo decidir hacer este viaje?

No hubo ningún momento provocador que nos hiciera explotar con la idea. Fue más una una idea que creció desde el momento que empezamos a salir. Hubo un par de momentos importantes que determinaron nuestra decisión al final: una herida seria de Andrzej que hizo que nos diéramos cuenta que la vida es demasiado corta como para retrasar nuestras pasiones. También mudarse y vivir en Varsovia durante dos años; para los escaladores y amantes de la montaña resultó que vivir en un área plana sin montañas alrededor es insoportable. También los dos teníamos algunas dudas acerca de nuestras carreras (a pesar que nuestros puestos de trabajo eran muy buenos) lo que nos ayudó a salir de Varsovia sin remordimientos. Y lo que podría ser lo más importante – no tuvimos que convencernos mutuamente ya que somos una pareja que ama estar en medio de la naturaleza, que no les importa lo material, y amantes de la vida que cumplieron su sueño más fuerte de vivir una vida libre y sin presión de tiempo.

 

13350998_10208689484767450_377968487_o

 

13334294_10208689491967630_44230636_o

 

¿No tuvieron miedo de dejar todo atrás?

Por supuesto, durante el tiempo que teníamos miedo, no podíamos decidirnos hacer el año sabático. Tan pronto como dejamos de tratar “dejando todo atrás” como algo de que preocuparse, todo se volvió sorprendentemente fácil! En realidad no dejamos nada atrás, sólo cambiamos algunas cosas que abrieron muchas nuevas oportunidades para hacer cosas que realmente disfrutamos.

 

13323977_10208689465406966_1114146609_o

 

13334255_10208689484087433_522873048_o

 

13334772_10208689492167635_1773666964_o

¿Cuáles son algunos de los aspectos de la vida que este viaje les ha enseñado?

Sobre esto se podría escribir un largo ensayo. Esta es la pregunta más personal de todas las demás. Cada uno de nosotros tiene sus propias lecciones aprendidas y algunas nuevas ideas sobre las cosas. Lo más precioso para nosotros es haber experimentando “cuanto menos se tiene, más se tiene”. Haber empacado en cajas todas nuestras cosas antes de salir de viaje, y ahora que estén a la ático de nuestros padres, olvidadas y llenas de polvo! Ahora sabemos que realmente no necesitamos muchas cosas para vivir y podemos encajar fácilmente en la Volkswagen T4. Este viaje también nos ha enseñado a no tomar las cosas demasiado en serio, ya que destruye los nervios en lugar de ayudar a alcanzar nuestros objetivos. También hemos aprendido algunos idiomas, llegamos a conocer más sobre otras culturas y personas, somos mucho mejores cocineros y sabemos más puntos de escala que antes jamás podríamos imaginar!

 

13340604_10208689483487418_1104671962_o

 

13334390_10208689483807426_455250601_o

13323971_10208689492127634_260476211_o

¿Qué ha sido lo más ODDS que les ha ocurrido durante el viaje?

Una cosa muy ODDS que se me viene a la mente es una experiencia hammam en Marruecos. Justo después de parquiar la van en Meknes, le preguntamos al dueño del estacionamiento si sabía dónde podíamos tomar una ducha. Nos aseguró que conoce un lugar perfecto para una ducha y nos llevó a ese lugar. Tan pronto como llegamos allí nos dimos cuenta de que no era sólo una ducha y que tendríamos que participar en un ritual hammam árabe que era totalmente inesperado para nosotros. Iga se acobardó y con lágrimas en su rostro simplemente se salió del sauna donde habían alrededor de 50 mujeres que se daban masajes entre sí con cosméticos marroquíes (olían muy específico). Andrzej fue el más valiente y después de tener un choque cultural en el sauna, tomó la cubeta que se le dio antes de entrar al hammam y tomó “la ducha” como el único tipo europeo en un cuarto enorme lleno de hombres marroquíes.

En general, tomar una ducha era todo un reto, especialmente durante días y noches frías o ventosas. Siempre fue una aventura bañarnos en una regadera congelada en playas públicas muy turísticas o saltar en un río de montaña que no tenía más de 8 grados … recuerdos … inolvidables

 

13334474_10208689464246937_1777673405_o

 

13324055_10208689465606971_2028314636_o

 

13313876_10208689489807576_1014439855_o

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *